Encarnación

Encarnación es una de las principales ciudades del Paraguay, capital del departamento de Itapúa. Se encuentra ubicada a 365 km al sur de la ciudad de Asunción, sobre la margen derecha del caudaloso Río Paraná.

Es la séptima ciudad del país en población, pero con su aglomerado urbano, más su fuerte economía, es la tercera ciudad más importante del país, detrás de Asunción y de Ciudad del Este. Es conocida como la Perla del Sur, Capital del Carnaval y del verano paraguayo por la masiva cantidad de turistas que la visitan, sobre todo, durante la temporada.

El Departamento de Itapúa es el depositario de tres de las grandes reducciones jesuíticas que existieron en el Paraguay: Santísima Trinidad del Paraná, Jesús de Tavarangüe y San Cosme y San Damián. Santísima Trinidad ofrece el recorrido cultural “Luces y Sonido”, Jesús de Tavarangüe su imponente estructura inconclusa y San Cosme y San Damián el agregado de su Centro de Interpretación Astronómica “Buenaventura Suárez”. Trinidad y Jesús fueron declarados Patrimonio Universal de la Humanidad por la UNESCO en 1993. El Parque Ecológico Itá Cajón está ubicado en la localidad de Trinidad, sobre la ruta 6, a unos 30 kilómetros de Encarnación. En el sitio se encuentra la que fuera la antigua cantera de donde se extrajo el 80% de las piezas utilizadas para construir la Misión Jesuítica de Santísima Trinidad del Paraná.

Como capital del departamento de Itapúa, es sede de la Gobernación Departamental y de todo el movimiento económico y financiero de la principal región productora agrícola del Paraguay. Es un importante polo comercial, manteniendo un fuerte vínculo con la ciudad argentina de Posadas, conectada a través del puente carretero y ferroviario San Roque González de Santa Cruz, que cruza sobre el río Paraná.

Actualmente es en un importante centro para eventos, congresos y convenciones. Encarnación es considerada como una ciudad turística de sol, playas y carnaval, pero también estamos cumpliendo con los requerimientos para desarrollar congresos, reuniones y eventos. En primer lugar, por el posicionamiento estratégico de la ciudad alrededor de los paisajes que se pueden disfrutar a orillas del majestuoso Río Paraná y en segundo lugar por el crecimiento en infraestructura hotelera acompañado de una planificación urbana dirigida a ubicar a la región como centro turístico en conjunto con otros destinos cercanos.